Limpieza profesional de garajes

100217 GARMAN 003

 

Los garajes comunitarios son los grandes olvidados de la limpieza. De ahí que resulte indispensable acometer una limpieza mensual o trimestral para acabar con la suciedad que pueda acumularse en este espacio. La periodicidad de la misma dependerá en primer lugar del número de vehículos que transiten por el mismo y de la cantidad de coches y, por ende, usuarios que pasen.
Limpiezas Garman es referente en la limpieza de garajes en grandes superficies y en comunidades de vecinos. La limpieza de garajes requiere de una especial atención y cuidado puesto que se trata de zonas en las que se acumula toda la suciedad que dejan los coches, sumada a la de quienes pasan por estos lugares.
Para ello es esencial contar con un equipo profesional y con la maquinaria industrial que pueda dar con el acabado perfecto. Además, es necesario atender a las siguientes cuestiones:

  • PREPARAR LA ZONA: Antes de llevar a cabo la sesión de limpieza resulta imprescindible avisar a los vecinos o usuarios del garaje para que saquen sus vehículos. Es por este motivo que Garman avisa de su presencia una semana antes de que se lleve a cabo la operación con el ánimo de causar el menor trastorno posible al conductor.

100217 GARMAN 006

  • EL DÍA DE LA LIMPIEZA– Es necesario revisar las zonas antes de comenzar la limpieza integral que, dependerá de unos garajes a otros dependiendo del suelo y los materiales de construcción. Asimismo, en una primera planificación se revisarán las zonas de limpieza en el caso de que la zona de garajes tenga varios pisos.
  • LIMPIEZA: La limpieza se lleva a cabo de distintas formas. La tarea más ardua es la que se desarrolla mediante la utilización de una FREGADORA CON CONDUCTOR. Se trata de máquinas especializadas de limpieza operadas con baterías que se emplean en grandes superficies con un ancho de barrido que va de un metro a metro y medio de longitud. De esta forma se consigue un acabado perfecto y una limpieza mucho más duradera que la que pudiera conseguirse de forma manual.
  • ESPACIOS. Además de la zona de aparcamiento propiamente dicha, en la limpieza de garajes se atiende a otras zonas. Es el caso de las rampas- que suelen ser las zonas más transitadas y por tanto las que más suciedad requieren. Además, se lleva a cabo la higiene de aseos, si los hubiera, y de zonas de tránsito como papeleras y contenedores.

El resultado final salta a la vista. Un garaje que recupera el brillo del primer día y en el que aparcar el coche no supone impedimento alguno.